El estrés y la vida sexual

Hoy en día no paramos de trabajar, estudiar idiomas, cuidar a los niños o a los mayores, hacer las tareas del hogar, hacer las compras, ir al gimnasio… Llega un punto que nuestro organismo dice ¡basta! Es ahí cuando empezamos a notar los primeros síntomas de cansancio, caída de pelo, inapetencia sexual. Creemos que nos faltan vitaminas o hierro pero lo que nos pasa lo llaman. ESTRÉS.

Hay multitud de terapias para combatirlo, lo mejor es empezar por reorganizar nuestra vida y adoptar unos hábitos más calmados. Para ayudarnos podemos realizar meditación, yoga, pilates. La respiración es muy importante en estas prácticas puede suceder que respiremos superficialmente y el oxígeno no llegue a todas las células, tenemos que aprender a respirar conscientemente para aliviar los síntomas del estrés.

El deporte al aire libre y en familia o con amigos nos proporciona no sólo un bienestar físico sino emocional. El compartir con los demás hace sentirnos más relajados y valorados por los demás.

Hay multitud de técnicas para combatir el estrés sólo tienes que encontrar la tuya!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *