¿Qué debe tener un buen casco de protección?

•    Los cascos de proteccion con forma redondeada y con rebordes salientes, al caer cualquier objeto encima de él, absorben parte de la energía cinética y tienden a parar el objeto en lugar de desviarlo.
•    Los cascos absorber el impacto para limitar la presión sobre el cráneo. Para que se adapte bien el cráneo a las distintas formas de cráneo poseen un arnés más un armazón que resiste la deformación y perforación que produce un objeto al entrar en contacto con la cabeza. 
•    Gracias al revestimiento del arnés, se distribuye la energía para que no recaiga totalmente en la cabeza y cuello.
•    No es recomendable utilizar cascos con salientes interiores porque pueden producir lesiones graves en caso de impacto lateral. Deben estar dotados de un protector lateral que no se funda por el calor ni sea inflamable.
•    Si en el casco se desprenden fibras o aparecen grietas, decoloración o golpes debe cambiarse. Lo recomendable es cambiarlo cada 3 años.
•    Está prohibido adaptar o eliminar del casco accesorios que no sean indicados por el fabricante.
•    La ligereza del casco es importante no debe pesar más de 400 gramos.
•    La forma más comercializada de casco es la de “gorra”.
La fijación del casco es muy importante para el consumidor la estabilidad del casco y la permitir un adecuado campo de visión. A parte de los cascos de seguridad también tenemos que mencionar toda la ropa de protección como: arnés de seguridad, ropa de alta visibilidad o calzado de seguridad.

 

Cascos de proteccion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *